jueves, 22 de abril de 2010

No confío.

¿Hasta que punto podemos ser los seres humanos de confianza?
Yo particularmente no tengo a nadie fuera de mi familia en quien pueda confiar.
Tengo miedo a sincerarme con las personas que me rodean, se que mis palabras no quedarán en sus oídos, que pasarán de sus bocas a otras y lo que es peor, que pueden ser tergiversadas a conveniencia de cada cual.
¿Es que no hay personas de confianza a mi alrededor, o será que yo pido demasiado?
Alguien en quien poder descansar de la desconfianza, de la hipocresía, del afán de querer ser mas que el otro, no tener que estar siempre a la espera de la puñalada.
Poder ponerme en tus manos con entera confianza y tranquilidad.
Confiar en que lo que tu y yo hablamos se quede entre nosotros, que nadie mas necesita saberlo.

Sea como sea, la cuestión es que se quien me puede traicionar, que me defrauda, que me decepciona, pero..., esto es lo que hay, lo tomo o lo dejo...

Lo estoy pensando..., lo seguiré pensando...


6 libertades.:

Bego dijo...

Desgraciadamente ese es un mal que cada vez es mas extendido.

Paciencia.

Un saludo.

Ceci (también Chechu) dijo...

Recién llego a tu blog, y me gustó su consigna. Escribir para ser libre! Muy bueno!
Te dejo un abrazo

Sara dijo...

¡Hola Bego!, gracias por tus palabras.
Un saludo también para ti.

Sara dijo...

¡Hola Ceci!, me alegra tu visita, gracias por tus palabras.

También te envío un abrazo.

Cheli dijo...

Es un tema muy sensible, a mi tambien me sucede, no se porque, veo que la gente mira para si misma, no hay principios, no hay palabra... yo llevo una epoca complicada en el tema "decepciones de la gente", de todos modos, tampoco hay que encerrarse en si misma, que no es bueno...

Saludos.

bardinda dijo...

Por lo que veo somos unas cuantas personas que opinamos parecido.

Un saludo